Ferrarini comenzó en un antiguo pueblo situado entre verdes colinas de la región Emilia, donde todavía hoy mantiene propiedades. Ferrarini es uno de los grupos de alimentación más grandes de Europa y sus marcas se encuentran en casi todos los países del viejo continente. Se caracteriza por una calidad sobresaliente en todos sus productos.